Blog de Francisco Javier Tapia Lobo, fundador de Knowmadrid centro de investigación social y eventos. Encontrarán los mejores análisis, datos y bases de datos sobre los temas de actualidad de la agenda internacional y de la política en España.

Buscar en Google

Dia internacional de la Beneficiencia

La beneficencia puede aliviar los peores efectos de las crisis humanitarias, complementar los servicios públicos de atención de la salud, la educación, la vivienda y la protección de la infancia.”


La fecha, 5 de septiembre, no es casual. Fue elegida para conmemorar el aniversario del fallecimiento de la Madre Teresa de Calcuta, quien recibió el Premio Nobel de la Paz en 1979 «por el trabajo realizado en la lucha por superar la pobreza y la angustia, lo cual constituye una amenaza para la paz».




La pobreza es un mal que continúa en las sociedades a lo largo del mundo, independientemente de su situación política, económica, social o cultural. La beneficencia es una política social que debe intervenir en el acceso a necesidades básicas. Es prioritario resolver la crisis pobreza que parte de las necesidades básicas, desde las más elementales como alimentación, educación, salud y vivienda, hasta la inclusión de otras exigencias para una adecuada vida. 





Por ello, la beneficencia debe ser la fuente para desarrollo de proyectos en áreas sociales y productivas que modifiquen contextos de pobreza por desarrollo.

No es nada sencillo. Se necesitan movilizar muchos recursos humanos y materiales. Participan múltiples agentes; institucionales, privados y ONG´s  que se tienen que coordinar. La responsabilidad de los agentes es básica, pues cada uno tiene que desarrollar sus funciones en el proyecto.

Se necesitan apoyos para conseguir recursos. La mayoría de los apoyos exigen completar formularios y presentar los proyectos con todo detalle y claridad: cuál es el objetivo o necesidad se plantea, el grupo al que se dirigirá la acción, las estrategias de intervención, actividades a realizar, recursos necesarios, los mecanismos de evaluación…


Las ONGs u organizaciones de la sociedad civil están tomando un rol muy importante debido a su compromiso, los recursos que están recibiendo de organizaciones de parte de instituciones públicas e internacionales  y a la confianza que despierta su labor de gestión y en el valor de su visión.

Los Proyectos de Acción Social

Un proyecto de acción social es una estructura que se pone en marcha a partir de la identificación de un problema con el objetivo de subsanarlo y satisfacer unas necesidades concretas de un grupo de población concreto. Miran al futuro para intentar mejorarlo.


Los rasgos básicos de un proyecto de acción social son:
- Buscan transformar la realidad.
- Su objetivo es claro y definido.
- Cuenta con recursos humanos y materiales.
- Sus efectos deben perdurar.
- Identificar que obstáculos nos vamos a encontrar.

Es necesaria una reflexión seria del problema que se busca resolver, para saber que necesidades se cubren y si la solución que se contempla es posible. Es necesaria la perspectiva del que sufre el problema; cómo lo vive, cuál es su contexto y qué posibilidades de solución vislumbra.

Fases de Diseño de un Proyecto de Acción Social


Cuando nos enfrentamos a realizar un proyecto hemos de tener claro que nos enfrentamos a dos fases de diseño del proyecto:
I.      Diagnóstico
II.   Planificación y redacción del proyecto

I.  Diagnóstico

¿Cuál es nuestro problema? Hemos de analizar el estado de nuestro objeto de estudio, nuestro problema. Vayamos a las  diferentes fases del proceso de diagnóstico:

a)     Análisis del problema



Hemos de preguntarnos acerca del problema y sobre las personas y agentes involucrados en el problema.
- ¿Cuál es el problema?
- ¿Cuál es la situación que se busca cambiar?
- ¿En qué contexto se va a desarrollar nuestra acción?
- ¿Cómo ven el problema las personas inmersas en él?
- ¿Qué necesidades vamos a cubrir?
- ¿A qué grupo de población afecta nuestro problema?
- ¿Qué proyectos se están desarrollando para subsanar el problema? ¿Están solucionando el problema?
- ¿Qué nueva situación queremos generar?

b)     Análisis de participación
Toda intervención en un problema afecta no sólo al grupo objeto del mismo, beneficiario directo, sino a quién está en su contexto y se ve beneficiario de forma indirecta. Por otro lado la resolución del problema puede afectar a grupos cuyos intereses se ven amenazados por la acción del proyecto.
- Beneficiarios directos. Son el grupo objetivo de nuestro proyecto, las personas cuyas necesidades no resueltas justifican nuestra acción. Para hacer un análisis de  poblacional hemos de tener en cuenta:

  • Características demográficas: rangos de edad y género.
  •  Situación de empleo: activos, ocupados y parados
  •  Acceso y gestión de los recursos
  •  Participación en su comunidad
  • Intereses del grupo: ocio, deportes,….
- Beneficiarios indirectos: son el grupo de personas que se ven afectadas por el impacto del proyecto. Por ejemplo, si un proyecto para mayores y este mejora los servicios y recursos de un barrio afecta a todo un barrio. Otro ejemplo serían los familiares, amigos o trabajadores que se benefician de la mejora de la calidad de vida de la persona objeto de nuestra intervención.
- Perjudicados: son los grupos cuyos intereses o beneficios se ven amenazados por la acción del proyecto. Por ejemplo, un proyecto antidroga puede afectar los intereses económicos de los que se benefician de la venta de droga.

c)      Análisis de alternativas:



Una intervención  no siempre sale como la tenemos en nuestra mente, es decir, no es ideal. Establecer la relación entre los medios y los fines es muy importante. Hemos de saber qué es lo más realista y lo más idóneo para crear posibilidades.  Hemos de tener en cuenta:
- Los criterios o estándares de las organizaciones u asociaciones que participan en el proyecto.
- Qué políticas están poniendo en práctica las instituciones públicas a nivel local, regional y nacional. Hemos de ajustarnos al marco establecido y tejer alianzas con las instituciones públicas para conseguir objetivos comunes.
- Saber qué proyectos u actividades se han desarrollado o desarrollan en nuestro ámbito de actuación. Está es información es útil para saber que debilidades, amenazas, oportunidades y fortalezas se encontraron.


ALTERNATIVA 1
ALTERNATIVA 2
ALTERNATIVA 3

COSTO




TIEMPO




SOSTENIBILIDAD




RIESGOS




IMPLICACIÓN
BENEFICIARIOS




IMPACTO





Como ven en la fase de diseño requiere de recogida y tratamiento de la información. Hemos de seleccionar la información, cuál nos es útil, cuál no, que información nos falta para completar nuestro proyecto.

La información nos da la base para crear un proyecto. Nos da el marco para poder actuar.

II.  Planificación

Una vez tenemos establecido nuestro marco; cuál es el problema y a quién afecta. Es decir, nuestro diseño se desarrolla el marco estratégico para actuar. En la planificación trabajamos para:

- Qué resultados pretendemos conseguir.
- Establecer las estrategias de nuestra actuación.
- Roles de los agentes participantes.
- Preparar estrategias ante imprevistos
- Sistema de recogida de información sobre las actividades realizadas y la obtención de resultados.
- Anticipar, prever tener un pronóstico de las situaciones que se van a desarrollar con el proyecto.

Para realizar una planificación efectiva hemos de tener presentes dimensiones psicológicas, económicas, sociales que van a estar presentes en el ambiente en el que desarrollemos nuestro proyecto.

Los elementos que se van a desarrollar durante la planificación son:


PREGUNTAS
Título del Proyecto
¿Cuál es el nombre?
Antecedentes
¿Qué proyectos se han realizado antes?
Justificación
¿Cuál es el marco que argumenta nuestra acción?
¿Qué ha ocurrido antes?
Objetivos
¿qué logros pretendemos conseguir?
Beneficiarios / as
¿A qué personas se dirige el proyecto?
Actividades
¿Cuáles son nuestras actividades para cumplir objetivos?
Metas
¿Qué bien o servicio se producirá a través de las actividades?
Cronograma
¿Qué tiempo se requiere?
¿Cómo vamos a distribuir el tiempo para realizar nuestras actividades?
Ubicación
¿En dónde?
Recursos y Presupuesto
¿Qué recursos humanos necesitamos?
¿Qué recursos materiales necesitamos?
¿Cuál es el coste?
Evaluación
¿Cómo vamos a medir los resultados?

a)     Título del proyecto

Un buen título debe ser la fuerza representativa de nuestra acción.  Debe las claves nuestra acción y el beneficio que la misma producirá. Debe ser claro y conciso.

b)     Antecedentes

Es fundamental relatar nuestra trayectoria como organización y presentar nuestra labor. Cuál es nuestra misión, nuestros valores, nuestras actividades, nuestra organización, en qué proyectos hemos participado, qué resultados hemos obtenido. 
A parte de destacar nuestra experiencia y logros, hemos de poner en relieve en qué proyectos hemos colaborado con otras instituciones u organizaciones
Hemos de demostrar que somos una institución sólida, con experiencia  en la administración y capaz de conseguir resultados.

c)      Justificación

Describir en forma breve y muy concisa la problemática que se está tratando de resolver, la cual es el motivo principal o razón para formular el proyecto. Esta problemática debe enunciarse clarificando en qué forma afecta a la comunidad, el país, región o áreas y la necesidad de encontrar soluciones de acuerdo al tipo de problema de que se trate y a su magnitud. Siempre que proceda, se deben incluir los aspectos medioambientales y de género del problema. Es necesario incluir indicadores medibles del problema, que puedan ser utilizados para mostrar el avance hacia la solución del mismo.” Manual de Gestión de Proyectos Ejecutados por el Gobierno, 2003.

La justificación es la razón de ser de nuestro proyecto. Hemos de destacar la importancia del problema que buscamos resolver y cómo lo vamos a resolver. Básicamente hemos de demostrar con argumento científicos y técnicos que:

- Hay una carencia de necesidades que debe ser resueltas.
- Hay un diagnóstico del  problema, haciendo un estudio previo de la situación.
- Dar argumentos políticos, sociales, económicos, técnicos y humanos que  justifican nuestra acción.
-  Demostrar como nuestra acción va a dar solución a la problemática y va a resolver la carencia de necesidades.
- Argumentar que las estrategias que vamos a desarrollar  son las adecuadas.
- Que las necesidades y problema expuesto en la justificación tiene prioridad,
- Hay suficientes recursos humanos, materiales y económicos para realizar el proyecto,
- El cronograma, la planificación del tiempo, es necesario para realizarlos
- Mostrar los criterios de selección de nuestro plan seleccionado por encima de las  alternativas que tenemos.

Para justificar nuestra acción es primordial hacer un buen trabajo durante la fase de diseño, gestionar bien la información para trazar las líneas maestras para la resolución del problema que buscamos solucionar.

d)     Objetivos

Son los logros qué queremos alcanzar, el fin de nuestra acción. Los objetivos se subdividen en dos: general y específico.

- General: Es el propósito central del proyecto. Engloba to un conjunto de metas, logros y fines del proyecto. Es amplio pero nunca debe ser vago o inalcanzable. La redacción debe ser precisa.  Hay que evitar los verbos genéricos como conocer, saber,…

Como es una acción que busca solucionar un problema,  Hay que expresar y reflejar el cambio que se va a dar.  Si el cambio es para mejorar una situación hemos de usar verbos como aumentar, incrementar, desarrollar,… Si el cambio es para reducir un problema debemos usar verbos como disminuir, menguar, bajar, reducir..,  Si el caso es mantener una situación podemos expresarlo con verbos como estabilizar, conservar, preservar.

- Específicos: complementan a nuestro objetivo u objetivos principal. Se señala las acciones que vamos a realizar, los logros y los resultados que esperamos conseguir con las acciones.
Es conveniente no excederse en la enunciación y evitar mezclar el objetivo específico, medios y fines. El objetivo pretende lograr resultados y se consiguen a través de las actividades.

e)     Beneficiarios/ as

En este apartado hablamos de quiénes son los beneficiarios de nuestra actuación. Para ello hay que cuantificarla y cualificarla. Esa información la recogimos en la fase anterior. Aquí hemos de expresarla la específicamente. No podemos usar denominaciones tipo los más desfavorecidos. Hemos de detallar las características específicas del colectivo que va a ser objeto de nuestra ayuda y los criterios de selección de los mismos. La precisión y el detalle son básicos en este apartado.


Es muy importante expresar el compromiso por parte de los beneficiarios, 

Es fundamental debido a que si ellos no adquieren el compromiso nuestra acción será estéril. No tiene sentido comenzar un proyecto si los participantes no van a estar dispuestos a participar de manera activa en la actuación.

Por otra parte, hay que detallar que otros colectivos están presentes en el área donde vamos a desarrollar el proyecto. ¿Les va a beneficiar o les va a perjudicar? ¿En qué modo?  Hay que identificar intereses de los grupos para tejer alianzas. También para tener presentes que intereses se pueden ver afectados para estar preparados a los conflictos que se puedan dar ante la ejecución de nuestro proyecto.

f)       Actividades

¿Qué vamos a hacer? Aquí está la ejecución de nuestro proyector. Son las acciones que vamos a realizar para lograr objetivos. Nuestras estrategias determinan nuestras actividades.
Es importante describir detalladamente estas actividades. ¿Qué? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Con quién? ¿Para qué?

g)     Metas

¿Cuáles son los logros o resultados del proyecto?  Debemos responder cuánto, cuándo y con qué calidad vamos a lograr resultados. Están ligados a las actividades, pues estas nos conducen a los resultados. Cuantificar estos resultados debe quedar reflejado en este apartado. Medir y ser alcanzables en un tiempo, con los recursos disponibles y ligadas a los objetivos que presentamos.

Por ello es fundamental definir por adelantado nuestras previsiones, diferenciando entre éxito y fracaso.  El lector de nuestro proyecto debe tener claro que esperamos conseguir, ya que si no estará lleno de palabras pero vacío de los que esperamos alcanzar.

Para aclarar está sección les pongo un ejemplo:
Objetivo general: Aumentar la alfabetización infantil en el barrio de Aluche de Madrid.
Objetivo específico: Ampliar la lectura de las mujeres embarazadas.

 Actividades:
• Preparación y ejecución de curso
• Diseño e impresión de folletos
• Distribución de los folletos entre las mujeres en edad fértil del barrio
 Metas:
 • 3 cursos para mujeres embarazadas
• Impresión de 1000 folletos sobre cuidados durante el embarazo

h)     Tiempo

Cómo organizar y controlar el tiempo de acción es fundamental. Por eso en este apartado hemos de plasmar los cálculos de la duración de las actividades.  Los proyectos pueden diferenciarse entre intensivos, cuando se concentran las actividades en el menor tiempo posible, o extensivos cuando las actividades se prolongan en el tiempo. El último caso suele ser el más frecuente en los proyectos sociales.

Para plasmar la relación de actividades tiempo usaremos un cronograma. Definir un calendario de actividades para visualizar las diferentes partes de la acción a lo largo del tiempo. Nuestro lector debe saber el ciclo de las actividades, cuál va primero, cuál va segundo, cuáles son simultáneas, cuales son los tiempos de cada una.

i)       Ubicación

Hay que delimitar el lugar dónde vamos a realizar el proyecto. Delimitar el alcance de nuestro proyecto. Tenemos que tener foco, no podemos ir más allá de nuestras posibilidades, sino centrarlas.  Los recursos que tenemos, el tiempo y los objetivos deben ser precisos.

j)       Recursos

Para realizar actividades necesitamos recursos. Hemos de detallar que recursos tenemos como organización y que recursos necesitamos para llevar a cabo nuestra acción.

Recursos humanos. Las personas que participarán en el proyecto, detallando su puesto y capacidades adecuadas para el mismo.

Recursos materiales. Es necesario detallar la cantidad de recursos y la calidad de los mismos para el desarrollo de nuestras actividades.

Recursos financieros. Hay que hacer referencia a los gastos que suponen en el desarrollo del proyecto. Una vez hayamos precisado los costes tenemos que identificar qué dinero será necesario, si estos provienen de nuestra organización o necesitamos financiación,   detallar de dónde proviene la financiación.  En esto se debe ser muy claros, hay que detallar las fuentes y las condiciones de la financiación obtenida.

 Esto se detalla en un presupuesto.

k)     Evaluación

La evaluación nos debe servir para saber el nivel de cumplimiento de nuestros objetivos y metas establecidas en el proyecto. Al revisar la bibliografía existente hay diferentes terminologías. Varias disciplinas han trabajado en el tema por ello hay diferentes perspectivas.

Con el propósito de orientar y dar un contenido de calidad, se completa este post con información para que les sea de utilidad. Evaluar es un proceso de recogida de información y medición  por lo tanto hemos de evaluar siguiendo la vida del proyecto.

Para poder evaluar hemos de crear indicadores de evaluación para las dimensiones que queremos evaluar para determinar el grado de éxito o fracaso.

1.    Evaluación antes de iniciar: sirve para determinar la viabilidad del proyecto. Evaluamos la capacidad de evaluar los objetivos que nos proponemos con los recursos y medios disponibles. Evaluamos nuestras alternativas para saber cuál es el más viable en función de la dimensión del problema. En conclusión es medir la efectividad de nuestras acciones y decidir cuál es la mejor.

2.    Evaluación durante el proceso: esta evaluación se realiza durante la implementación del proyecto para analizar la eficiencia de nuestras acciones. La información que recogemos es detectar factores que favorecen o debilitan el desarrollo de nuestras actividades. Cundo nuestros beneficiarios/as necesitan nuevos estímulos, hay que detectarlo para cambiar nuestras actividades en función de lo que detectamos.

En este tipo de evaluación toca monitorizar, hacer trabajo si nos toca modificar nuestra actuación. Esto modifica nuestro proyecto inicial y podemos encontrarnos otros resultados a los previstos. Esto complica la tarea de cuantificar los resultados.

3.    Post Evaluación: es la evaluación conocida por todos. Con esta evaluación queremos saber si hemos cumplido los objetivos previstos en el proyecto y determinar qué factores ha provocado el éxito o el fracaso. Con esta información podemos medir el impacto de nuestra actuación y obtener conclusiones del proyecto.  Estas conclusiones deben ser nuestra guía para futuros proyectos.

Fallos a la Hora de Elaborar un Proyecto

1.    La experiencia de la organización no corresponden con el objetivo del proyecto. Si nuestra organización se dedica a niños y jóvenes discapacitados y sin embargo realizamos un proyecto contra las drogas nuestra experiencia es nula en ese campo.

2.    La organización no muestra su experiencia como organización. si sólo hacemos referencia a instituciones con las cuales hemos trabajado pero no señalamos qué proyectos desarrollamos como organización.

3.    El objetivo es desmesurado y las estrategias no son suficientes para lograrlo.

4.    El proyecto es confuso. Tenemos varios objetivos que no se relacionan y cada uno de ellos sería un proyecto.

5.    Se omiten detalles importantes sobre la operación del proyecto.  Si nosotros tenemos un curos para un colectivo excluido y no damos detalles de quiénes son los docentes, del temario, de los materiales de clase…

6.    Justificación pobre. Si nuestra justificación no da datos de la dimensión del problema o de las necesidades no están bien definidas no podemos justificar nuestra actuación.

7.    Definición insuficiente o confusa de los beneficiarios. Si decimos que vamos a atender a jóvenes entre 14 y 18 años y en nuestras metas están todos los jóvenes ustedes entienden que lector no lo entenderá.

8.    Las actividades no están justificadas.

9.    Los costes no están justificados.

10.    Inconsistencias en el presupuesto. La relación costes y beneficiarios es insostenible.

11.    Inconsistencias en el cronograma de actividades.

Cómo Hacer un Buen Proyecto

 El primer consejo es adaptarse a la organización o institución demanda. Es prioritario evitar esfuerzos de lectura a las personas que van a valorar nuestro proyecto.

Si nuestro proyecto es para una convocatoria debemos leerla con detenimiento y ajustarse a las normas de las mismas. Debemos presentar la información relevante.

Unos criterios básicos que deben reunir un buen proyecto son:

- Eficacia: la capacidad de la organización de gestionar el proyecto, de usar los recursos de manera efectiva.

- Viabilidad: los objetivos y metas son alcanzables. También los recursos movilizados y el presupuesto se ajustan a la realidad del proyecto.

- Sostenibilidad: que las acciones sean duraderas, se van a mantener en el tiempo. 

Las Áreas de Actividad de las ONGs en España

En España nos encontramos ante varias áreas de acción social. Hemos investigado para saber cuáles son las principales áreas de actividad y saber el número de ONGs que operan en cada área de actividad. En la siguiente tabla se muestran mostramos los datos:

Área de Actividad
Número de ONGs
Apadrinamiento
358
Asistencia a Colectivos Marginados
625
Asistencia a Enfermos de SIDA
177
Atención a Enfermos
337
Ayuda Humanitaria
656
Comercio Justo
221
Cooperación Internacional
748
Defensa de los Derechos Humanos
563
Defensa y Protección de Animales
153
Discapacitados
406
Drogodependencia
238
Educación
881
Educación al Desarrollo
798
Infancia y Juventud
846
Inmigrantes
367
Investigación y Docencia
307
Medio Ambiente
528
Mujer
658
TICs y Comunicación
260
RSC
347
Salud
660
Tercera Edad Voluntariado
270
Total
10404

Son Libres de comentar y generar debate.  👌👌
Dia internacional de la Beneficiencia Dia internacional de la Beneficiencia Reviewed by Francisco Javier Tapia on septiembre 05, 2017 Rating: 5

YouTube



Social Publi Influencer

Newsweek

Imágenes del tema: sndrk. Con la tecnología de Blogger.